EL QUE BUSCA ENCUENTRA

jueves, 23 de junio de 2011

// INTENSA CANCILLERESCA EN EL TALLER DEL MAESTRO RICARDO ROUSSELOT

Y sí. Hoy es víspera de San Juan, empieza el verano, todo el mundo tira petardos y comparte su pan, su mujer y su galán como dice Serrat. 

Esta semana acabó el Seminario de publicidad en la escuela, y el martes que pasó, los alumnos me entregaron sus trabajos finales que estoy corrigiendo en estos momentos y donde próximamente muchos de ellos los podremos ver en este espacio. Hay trabajos muy, pero muy interesantes. 

Y mientras, en la dulce espera de los trabajos de los 34 alumnos que componen la generación de los ’90, aproveché el fin de semana anterior a la fecha de entrega para seguir aprendiendo cosas ¿Qué pensaban? ¡Los profesores tenemos que seguir formándonos!

Siempre creo que a cualquier edad, no importa cuándo, tenemos que aprovechar algún hueco libre que nos da la vida, para seguir haciendo las cosas que nos gustan y que por h o por b, por tiempo, trabajo o los hijos, nos dejamos de lado. ¡Eso! De eso hablo. De las aficiones como dicen Triviño y Bassat.


A mí me gusta hacer muchas cosas, siempre digo que tendría que tener 3 vidas para hacer todo lo que me gustaría hacer (por eso me encanta la escena donde Bill Murray en la película Atrapado en el tiempo aprovecha ese lapsus para aprender a tocar el piano, hacer esculturas con hielo, y conquistar a su chica).

Sí, la verdad es yo tendria que tener mi ‘Día de la Marmota’ pues me gusta tocar la batería, cocinar, ir a un taller para diseñar y confeccionar zapatos, pintar y por supuesto la caligrafía... que me encanta. Y para hacer todo eso razonablemente bien, necesito tiempo.

Trabajar las letras a mano me permite estudiarlas para ver como se juntan y emparejan. Para el trabajo que hago todos los días me sirve muchísimo.
En una década donde últimamente la mitad de la jornada lo hago todo con el ordenador, aconsejo dar un respiro a las teclas y usar la mano para dibujar letras. Se aprende muchísimo. Sus proporciones. El interletrado. Los blancos entre mayúsculas y minúsculas se perciben mucho mejor.

Y esta vez, cuando me enteré, me apunté al taller de Cancilleresca Gestual que dicta el maestro Ricardo Rousselot durante 3 días en su estudio donde además de enseñar caligrafía, se hornean a fuego lento hermosos diseños de tipografías, marcas, packaging, branding que realiza con un equipo que es como una familia. Bueno, que digo, como una familia no. Es su familia. Trabajan junto a él su esposa que adora la cocina, sus hijos además de otros diseñadores. Fue la gloria. En Buenos Aires asistí hace unos años, a un taller dictado por una excelente calígrafa, María Eugenia Roballos pero tuve un accidente deportivo que me obligó hacer el curso con una escayola en la pierna izquierda. Fue un poco incómodo pero igual me atrapó.


Y esta vez ahora que vivo en Catalunya, tenemos a Ricardo Rousselot que hace poquito nos visitó en ESDi para ofrecernos una conferencia magistral contando y mostrando a los alumnos lo que mejor hace. Letras. 
Así que no desaproveché la oportunidad de seguir formándome con uno de los mejores maestros que hay en el mundo.


Fueron 3 días intensos, a toda pastilla, como si tuviera al Pep Guardiola de la caligrafía encima de mi cabeza. Debe ser porque el estudio está ubicado a calles del Camp Nou y los aires PepGuardiolianos deben llegar hasta el estudio y contagia al maestro. Sí, claro que fue intenso.

Les cuento: Viernes 4 horas, somos 5 estudiantes en total. Nos da un cuadernillo con hojas, y muchos ejemplos de Cancilleresca, las plumas y a darle con la construcción de minúsculas y trabajar lo que se llama el DUCTUS (el ductus es cuando la mano ya va sola, independiente de la orden que damos desde el cerebro para que se mueva la mano, digamos cuando metemos el cambio con el auto, una vez aprendido como se tiene que meter la palanca ya es mecánico no nos damos cuenta y no miramos).
 
Sábado jornada completa, de 9 a 14 y de 15 a 19 hs., un desayuno rápido con un café riquísimo, trabajar mucho hasta las dos y a disfrutar una hora donde fuimos a comer a un restaurant cercano al taller de esos que hay en Barcelona, con aire familiar, buenos platos con un menú amplio (acá se come primer plato, segundo, pan bebida y postre) y por cierto muy acequible. Panza llena, corazón contento y las 15 metidos de nuevo en el taller a seguir con las letras. Meta ángulo con la pluma. El ruido de la pluma debe hacer esto: zip, ziiip... Más suelto, más suelta la mano ¡Podestá! Dice y estimula el gran DT.

Y seguimos dandole así hasta el domingo. Tipo que Dios descansó todo menos nosotros, que culminamos el taller trabajando ya mayúsculas y minúsculas y hasta nos animamos a hacer rulos yfrases completas y por supuesto con la mano mucho más suelta. Todo ese ejercicio de los días previos sirvieron para incorporar el ductus de la Cancilleresca, obraron el milagro. Igual hay que seguir dándole a la letra. No es nada fácil conseguir esa gracia y soltura que tiene esta tipografía.

Juro que el domingo a la noche soñé con letras. 



¿Qué hace una Barbie en el estudio de Rousselot? Una original de los ’60 que le regalaron los de Mattel a Ricardo cuando su estudio le hizo un homenaje cuando cumpló los 35 y los 40 años. Le hicieron un diseño alegórico para la muñeca donde hubo exposiciones. En Madrid hicieron una subasta de los trabajos de todos los diseñadores participantes.

Ricardo me comenta esta anécdota: “Cuando nos encargaron estas movidas, nos preguntaron que si necesitábamos Barbies,  cuáles y cuántas... vos te imaginás... en un  momento llegué a tener una docena de ellas, todas diferentes y vestidas por los mejores modistos... (mis nietas se hicieron cargo) a mi me quedó la Classic... y ahí está...”


La mesa del maestro con sus herramientas
Filigrana porteña. El arte sobre ruedas que se ve en los buses o colectivos de la ciudad de Buenos Aires. Nosotros los porteños les llamamos en la jerga del Lunfardo; Bondis. La palabra bondi es una adaptación de la palabra bonde (del portugués brasileño que significa Tranvía)




Aquí les dejo una fotos de los 3 días 3 de jornada intensiva. Y la verdad si pueden y tienen tiempo y amor por la caligrafía, recomiendo hacer. 
Me cuenta Rousselot que a mediados y fines de Julio próximo seguirá con  dos talleres más (abajo les dejo un programa de los cursos)

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Se ha producido un error en este gadget.
Se ha producido un error en este gadget.